sábado, 17 de noviembre de 2018

Bolsonaro y sus retrocesos de político sin preparación

IMAGEN Y TEXTO
FUENTE DEL ARTÍCULO por si quieren leerlo en original 
Llama la atención la cantidad de retrocesos en las declaraciones del presidente electo Jair Bolsonaro. Se percibe un clima de desencuentro e improvisación a cada nueva perla proferida, minando la credibilidad de un gobierno que aún ni siquiera comenzó de hecho. Quien pierde, claro, es Brasil.

Cambio de la Embajada de Brasil en Israel

La idea de cambiar la embajada brasileña de Tel Aviv a Jerusalén provocó una represalia de Egipto, quinto mayor importador de la carne de pollo de Brasil, que canceló una visita de nuestro ministro de Relaciones Exteriores y suspendió negociaciones con empresarios brasileños, sin fecha para el reenvío . Los países del mundo árabe, que juntos son el segundo mayor importador de la proteína animal brasileña, tienden a alejarse de Brasil, un negocio de US $ 13 mil millones en 2017 y con mercado para crecer. Ante la manada, Bolsonaro intentó amenizar la declaración, diciendo que el cambio de embajada no está entre las prioridades.

Negocios con China

En el ímpetu de convertirse en un patio trasero para Estados Unidos, Bolsonaro hizo declaraciones que dejaron en alerta a China, el mayor socio comercial de Brasil. Durante su campaña, Bolsonaro denominó a China como un predador, que estaría buscando dominar importantes sectores de la economía brasileña. El resultado inmediato fue que empresarios chinos pusieron sus proyectos "en compás de espera", aguardando las señales del presidente electo antes de definir nuevos negocios. Después de eso, Bolsonaro se reunió con el embajador chino, Li Jinzhang, afirmando que el comercio con el país asiático podría ser ampliado.

Universidades Federales en el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Bolsonaro declaró que las universidades federales quedarán subordinadas al Ministerio de Ciencia y Tecnología (MCTIC), una alteración que traería una serie de contratiempos y ninguna ventaja, habida cuenta de la estructura compleja y más alineada a la enseñanza en esas universidades. Ante la repercusión negativa, tuvo que deshacer, definiendo ahora que las universidades federales continuarán vinculadas al Ministerio de Educación (MEC).

Fusión del Ministerio de Agricultura y del Ministerio de Medio Ambiente.

Un desastre anunciado. Los conflictos de intereses generados en una fusión entre el Ministerio de Medio Ambiente (MMA) y el Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento (MAPA) serían evidentes incluso para alguien poco acostumbrado a las demandas de esas carteras. Pero no para Bolsonaro. Fue obligado a retroceder, ante tan estampada declaración.

Extinción del Ministerio de Trabajo 

Tratando el tema con descuido, Bolsonaro llegó a decir que el Ministerio de Trabajo y Empleo (MTE) podría ser "incorporado a algún ministerio" (sic). Después, divulgó que el MTE será una carpeta del Ministerio de Economía (a ser creado). Volvió atrás, y dijo recientemente que el MTE no perderá el estatus de ministerio.

Reforma de la Seguridad Social en 2018

Afortunado por continuar el desmonte iniciado por Michel Temer, Bolsonaro planeaba iniciar una reforma de la Seguridad Social aún este año. Una reforma que dejaría de fuera a políticos, jueces, fiscales y militares, jugando la cuenta en la espalda de los trabajadores. Se ha venido de la idea, pero en 2019 esa será su prioridad. Se necesitará mucha movilización popular para evitar cualquier reforma que penaliza, aún más, a la población.

Hay un dicho que dice: "de donde menos se espera, es de donde no viene nada". Pero Bolsonaro, con su inhabilidad y aficionado en tantos temas, está sorprendiendo incluso a quien ya imaginaba que su gobierno sería un "primor" de incompetencia. 

Por Francisco Maestro

viernes, 16 de noviembre de 2018

Un juez de Trump actúa en la justicia boliviana.



Accede a toda la información --clic FUENTE NOTICIA
© Oscar E. Jordán Arandia* | Especial para Sol de Pando




Francisco Tarquino, ex presidente del Consejo de la Magistratura de La Paz, junto a Fernando Rodriguez Jr. cuando el hoy juez norteamericano ejercía su labor en Bolivia. | Foto IJM

INVESTIGACIÓN | El periodista Oscar Jordán Arandia ha descubierto un nexo macabro entre el Fiscal General de Bolivia, Ramiro Guerrero, y una ONG norteamericana dirigida por Fernando Rodríguez Jr., actual miembro del Tribunal de Distrito de Texas, nominado por la Administración de Donald Trump. El ex presidente del Senado José Alberto Gonzales pidió un informe a Guerrero y se desconoce la respuesta. Evo Morales ha sido informado al respecto…

Un juez de Trump actúa en la justicia boliviana.
La administración del actual presidente de Estados Unidos Donald Trump tiene un vínculo directo con el sistema judicial en Bolivia a través de una Organización No Gubernamental (ONG) denominada International Justice Mision (IJM), que opera en el país tratando casos graves de abuso sexual a menores de edad. Desde mayo, es investigada por la Cámara de Senadores del Estado Plurinacional. Entre las irregularidades se observan acuerdos con jueces y tribunales para asegurar condenas que van desde 10 a 27 años, y reunirse con fiscales de materia para forzar sentencias. El vínculo directo es el actual miembro del Tribunal de Distrito de EE.UU. para el Distrito Sur de Texas, Fernando Rodríguez Jr., y actual Director de Campo (Field office director) de IJM desde 2010, según el sitio oficial de la Corte de Distrito de Texas (txs.uscorts.gov). Rodríguez desempeñó el cargo de Oficial de Campo en Bolivia de IJM de 2010 al 2013 —vivió durante ese lapso en la ciudad de La Paz— y de 2013 a 2018 hizo lo mismo en República Dominicana, hasta ser nominado por Trump para juez en Texas. A pesar de ejercer actualmente su alto cargo en el Poder Judicial norteamericano, Rodríguez Jr. no abandonó sus tareas ejecutivas al mando de la ONG IJM que aún opera en Bolivia…