miércoles, 6 de febrero de 2008

Mujer musulmana.



...."Hasta tal punto la mujer es insignificante, que en lugares como el aeropuerto se dan circunstancias asombrosas, por ejemplo. Delante de mí, en el control de pasaportes para salir de El Cairo, accedía a las zonas de embarque una familia árabe. Ella vestía túnica y velo negros dejando tan sólo una minúscula rendija para los ojos. Pues bien, mientras a cualquier pasajero nos contrastaban la foto del pasaporte con la cara, a esas mujeres, por nada del mundo les pedirían que se quitaran el velo para comprobar su identidad. Con la palabra del marido bastaba. Era como si pasasen una maleta más. Y debajo podía ir el mismísimo Osama, que nadie lo sabría."

Fuente:comicpublicidad

1 comentario:

Ibasque dijo...

Se ha llegado al extremo de que es más fácil dejar la seguridad de lado que reconocer la dignidad de las mujeres.