domingo, 4 de mayo de 2008

Las siete hijas de Eva.






LAS SIETE HIJAS DE EVA.

Lara, madre de la humanidad
En fechas recientes, Bryan Sykes, profesor de Genética de la Universidad de Oxford, ha publicado un libro de apasionante lectura: 'Las siete hijas de Eva', de la editorial Debate. El que se hiciera famoso por la extracción y análisis del ADN del llamado Hombre de los Hielos, cadáver congelado hace 5000 años y aparecido en los Alpes italianos en 1991, explica en este libro científico, pero seductor como una novela, las conclusiones a las que ha llegado gracias al análisis del ADN mitocondrial.

Parece ser -está plenamente aceptado por todos los genetistas- que ese ADN mitocondrial, transmitido exclusivamente por línea materna, es el que en la actualidad nos permite seguir el rastro de todas nuestras antepasadas por ser el ADN que más fielmente se transmite y cuyas variaciones se producen cada 10.000 años. Dicho de otra forma: si dos ADN mitocondriales de dos individuos diferentes presentan una única variación en cualquiera de sus bases, eso quiere decir que, obligatoriamente, tuvieron una antepasada común hace 10.000 años. Si son cuatro las variaciones, la madre compartida se remonta a los 40.000 años. Y así sucesivamente.
Las conclusiones de Sykes son fascinantes: toda la población europea actual desciende de siete mujeres a las que ha dado nombre ateniéndose a la letra que designa su grupo de ADN: Tara, Helena, Katrine, Xenia, Velda, Jasmine y Úrsula. Y aunque los nombres, evidentemente, obedecen a la fantasía del autor, la premisa sigue siendo válida: todos los europeos actuales descendemos de siete mujeres, de siete únicas mujeres. Úrsula, la más antigua de ellas, vivió hace 45.000 años en la actual Grecia. Ella fue uno de los Cromañones que se encontraron al llegar a los Neandertales y habitó un mundo que entraba en la última glaciación, un mundo helado. En la actualidad, el 11% de los europeos desciende directamente de ella y donde más está representado su clan es en el oeste de Gran Bretaña y Escandinavia.

Una de estas siete madres vivió en la actual España, posiblemente en Cantabria y Sykes le ha dado el nombre de Velda, pues su ADN corresponde al tipo V. Hace 17.000 años, en pleno periodo glacial, que existió esta mujer cuya descendencia directa alcanza al 5% de la población actual, prácticamente todos en el occidente europeo, la actual España. Pero algunos de sus descendientes llegaron muy lejos, hasta la punta misma de Escandinavia.

Bryan Sykes ha desmontado dos de las teorías más arraigadas sobre el poblamiento de Europa. La primera era la que sostenía que el europeo actual procedía del Hombre de Neandertal, que el Sapiens era su descendiente evolutivo. En 1997 secuenciaron el ADN mitocondrial del primer esqueleto Neandertal, el hallazgo original del valle de Neander. Presentaba 26 diferencias con respecto al europeo moderno, lo que significaba que la última antepasada común vivió hace más de 260.000 años. Evidentemente, no fueron nuestros antepasados. Los neandertales se extinguieron sin dejar descendencia.
La otra tesis desmontada fue la de que el actual europeo descendía, principalmente, de los agricultores que surgieron en Oriente Medio hace, aproximadamente, unos 10.000 años, en el Neolítico. Según Luca Cavali-Sforza, la invención de la agricultura produjo en aquellos parajes una gran explosión demográfica y movimientos migratorios hacia Europa que hicieron que los antiguos cazadores-recolectores se vieran desplazados por los modernos agricultores. El análisis del ADN mitocrondrial demostró que era una teoría equivocada y que más del 80% de la población europea tiene su origen en el Paleolítico, miles de años de que se inventara la agricultura.

Bryan Sykes se fijó especialmente en los vascos, tradicionalmente considerados como el pueblo más antiguo de Europa. Su análisis genético no demostró nada peculiar: ofrecían los mismos resultados que los de todos los europeos, pero con una excepción notable: había representantes de los seis grupos más antiguos, pero no encontraron ninguno del más moderno, el correspondiente a Jasmine. Si los vascos son descendientes de los habitantes del Paleolítico, también lo somos prácticamente .
Fuente:servicios.nortecastilla.es
FUENTE:revistafusión.com

6 comentarios:

zel dijo...

És posible que sea problema de mi ordenador? Pasa que no leo los párrafos enteros, me falta un trocito a la derecha, y como es tan apasionante, pués por eso pregunto! Besos, sigo leyendo!

ZEL

Tere Marin dijo...

Gracias Zel por el aviso...al subir las imagenes descentró todo.
Un abrazo
Tere Marin

cholo dijo...

A ver cuando nos daremos cuenta que somos hermanos,hablemos la lengua que hablemos.Saludos

Pais Vasco-Ibasque dijo...

Tere, la entrada termina en: "Si los vascos son descendientes de los habitantes del Paleolítico, también lo somos prácticamente"
¿No falta algo?

Tere Marin dijo...

Gracias Juan , faltaba el punto final que si no deja la frase inacabada y una de las fuentes.
Un abrazo
Tere

Anónimo dijo...

ke wewa me dan !!!