viernes, 27 de junio de 2008

¿ qué es para usted la fe?



Extraido del libro de Carlos Ruiz Zafón ,
El juego del Ángel.


.... "-Hace un rato, mientras le esperaba, me he dado cuenta de que usted y yo tenemos pendiente una pequeña conversación retórica. Cuanto antes nos la quitemos de encima, antes podremos entrar en harina-dijo-. Me gustaría empezar preguntándole qué es para usted la fe.

Cavilé unos instantes.

-Nunca he sido una persona religiosa. Más que creer o descreer, dudo. La duda es mi fe.

-Muy prudente y muy burgués. Pero echando balones fuera no se gana el partido. ¿Por qué diría usted que creencias de todo tipo aparecen y desaparecen a lo largo de la historia?

-No lo sé. Supongo que por factores sociales, económicos o políticos. Habla usted con alguien que dejó de ir a la escuela a los diez años. La historia no es mi fuerte.

-La historia es el vertedero de la biología, Martín.

-Me parece que el día que daban esa lección no fui a clase.

-Esa lección no la dan en las aulas, Martín. Esa lección nos la dan la razón y la observación de la realidad. Esa lección es la que nadie quiere aprender y, por tanto, la que mejor debemos analizar para poder hacer bien nuestro trabajo. Toda oportunidad de negocio parte de una incapacidad ajena de resolver un problema simple e inevitable.

-¿Hablamos de religión o de economía?

-Elija usted la nomenclatura.

-Si le estoy entendiendo bien, usted sugiere que la

fe, el acto de creer en mitos o ideologías o leyendas sobrenaturales, es consecuencia de la biología.
-Ni más ni menos.

-Una visión un tanto cínica para provenir de un editor de textos religiosos -apunté.

-Una visión profesional y desapasionada -matizó Corelli-. El ser humano cree como respira, para sobrevivir.

-¿Esa teoría es suya?

-No es una teoría, es una estadística.

-Se me ocurre que tres cuartas partes del mundo, por lo menos, estarían en desacuerdo con esa afirmación -apunté.

-Por supuesto. Si estuviesen de acuerdo, no serían creyentes potenciales. A nadie se le puede convencer de verdad de lo que no necesita creer por imperativo biológico.

-¿Sugiere usted entonces que está en nuestra naturaleza vivir engañados?

-Está en nuestra naturaleza sobrevivir. La fe es una respuesta instintiva a aspectos de la existencia que no podemos explicar de otro modo, bien sea el vacío moral que percibimos en el universo, la certeza de la muerte, el misterio del origen de las cosas o el sentido de nuestra propia vida, o la ausencia de él. Son aspectos elementales y de extraordinaria sencillez, pero nuestras propias limitaciones nos impiden responder de un modo inequívoco a esas preguntas y por ese motivo generamos, como defensa, una respuesta emocional. Es simple y pura biología.

-Según usted, entonces, todas las creencias o ideales no serían más que una ficción.

-Toda interpretación u observación de la realidad lo es por necesidad. En este caso, el problema radica en que el hombre es un animal moral abandonado en un universo amoral y condenado a una existencia finita y sin otro significado que perpetuar el ciclo natural de la especie. Es imposible sobrevivir en un estado prolongado de realidad, al menos para un ser humano. Pasamos buena parte de nuestras vidas soñando, sobre todo cuando estamos despiertos. Como digo, simple biología."

4 comentarios:

Estela dijo...

Hola Tere.
Mi nombre es Estela y tengo casi 42 años y un sueño parecido al que tú has llevado a cabo. Hace algún tiempo otros dos amigos y yo tenemos la idea de abrir un centro cultural en el noroeste argentino, probablemente en Jujuy, donde los niños o no tan niños, puedan ir a aprender a leer, escribir, a recibir informaciones varias, por ejemplo, sobre salud, higiene,... pero no tenemos ni idea de por donde empezar, lo único que tenemos es el entusiasmo, así que cuando he tropezado con tu blog, he visto una puerta abierta a la esperanza. Yo vivo en España, y el próximo 11 de julio viajo a Argentina, para poder ver in situ las necesidades y saber si el proyecto es factible, pero como te digo no sabemos cómo empezar, vamos dando palos de ciego. Mis amigos y yo viajaremos a Jujuy el día 14 ó 15 de Julio y estaremos allí hasta más o menos el 15 de agosto. No sé si estarás por Iruya, pero si fuera así nos encantaría conocerte y poder aprender de todo lo que nos pudieras contar y, cómo no, compartir unos mates o lo que se tercie. Te dejo mi mail personal por si te apetece ponerte en contacto conmigo, estela126@hotmail.com.
Muchas gracias de antemano.
Estela

Tere Marin dijo...

Hola Estela...gracias por tu visita y tu comentario...te contesté a tu mail porque supuse que por alguna razón tu tema era sobre Iruya y el noroeste argentino pero se quedó en esta entrada,
Un abrazo y hasta pronto.
Tere Marin

malena dijo...

Hola, Tere. Yo, en lo particular, soy agnóstica, más bien tirando a atea y la verdad es que, concuerdo con la óptica desde la cual encara el autor la incógnita de la "fe". Me gustó mucho el texto y debo reconocer que, últimamente sos para mí una fuente de nuevos conocimientos literarios. Gracias.

zel dijo...

Tere, gracias por recuperarme al autor, a quién confieso haber perdido aprecio... no me preguntes porquè, quizás es que huyo de lo mediático y él se convirtió en eso justamente, por eso agradezco el haber podido leer una reflexión buenísima que me va a dar el toque justo para leer otra vez. Besos, cuidate!