miércoles, 6 de junio de 2012

Evo Morales,anécdotas


Del facebook de Jan Sofia

Un periodista extranjero, al que el presidente le concedió una entrevista; inquietado por el contenido de la televisión, la prensa, la radio y las redes sociales; le formuló la siguiente pregunta:
- ¿Cómo recibe usted esos constantes insultos que le hace ese sector de la oposición que, justamente, alega que no hay libertad de expresión? El presidente lo miró por un instante en forma ...muy tranquila y le cuestionó:
- Cuando alguien le ofrece a usted algo que no quiere, ¿lo recibe? El periodista quedó desconcertado por la calidez de la sorpresiva pregunta, y no vio otra salida que contestar:
- Por supuesto que no.
- Bueno –continuó el presidente-, cuando alguien intenta injuriarme o me dice agravios, me está ofreciendo algo (en este caso una emoción de rabia y rencor) que puedo decidir no aceptar.
- Puede aclararme esto un poco más, pidió el periodista.
- Muy sencillo –alegó el presidente-. Un sector minoritario de la política me está ofreciendo rabia y desprecio, y si yo me siento ofendido, o me pongo furioso, estaré aceptando su regalo y yo, mi amigo, de verdad prefiero regalarme serenidad. Luego agregó:
- No puedo controlar las malas emociones de los irascibles de la política, pero ellos no pueden obligarme a quedarme con sus malos sentimientos. Yo no puedo controlar lo que llevan en su corazón, pero de mí depende lo que yo cargo en el mío. Cada día, en todo momento, uno puede escoger sus emociones o los sentimientos que quiera poner en su corazón. Las opciones que tenemos son muchas y yo, que conozco las necesidades de los bolivianos golpeados por tantos años por la pobreza y la injusticia, prefiero tener en mi corazón sentimientos de solidaridad, de identificación con sus necesidades y de vocación de servicio.

1 comentario:

damianivanoff dijo...

Es un gigante.

Aguante Evo!